Lupe Herrera es una apasionada de la repostería y las flores. Hija de una familia de comerciantes, desde niña siempre jugaba a ser cocinera al criarse rodeada de hornos, amasadoras y cocinas, al ser su padre el fundador de la empresa del sector de los electrodomésticos. En la actualidad ha continuado la tradición familiar y es ella quien ahora dirige este negocio, sin que se haya olvidado de sus dos grandes pasiones: la repostería y la botánica. Dos campos que, para ella, son complementarios y que juntos forman un tándem perfecto.

Con la llegada de la pandemia en 2020, se puso manos a la masa -nunca mejor dicho- y comenzó a compartir sus creaciones en redes sociales bajo el nombre de Maca&Julieta dulces y flores, el nombre de sus dos hijas e inestimables ayudantes.

En sus instantáneas siempre ha intentado reflejar lo que para ella significa la cocina: un lugar donde mostrar su creatividad y encontrar la tranquilidad. A través de ella plasma escenarios costumbristas en los que sus platos son mucho más que mera comida y pasan a ser recuerdos, risas y momentos inolvidables. Esto lo consigue mediante la combinación de dulces con decoración, utilizando diferentes ambientes, menaje y flores -un rasgo característico de su cocina- con productos de temporada y fruta recién recogida.


A pesar que su formación haya sido fundamentalmente empresarial, poco a poco, ha ido mejorando sus habilidades tanto de manera autodidacta como a través de diversos cursos y formaciones en escuelas de cocina. No descarta dedicarse en un futuro de manera más profesional, ya que su inquietud por la repostería va cada día en aumento.


Podéis encontrar sus dulces y flores en Maca&Julieta, en su perfil de redes sociales y, próximamente, en su nueva web.

higos con chocolate y manzanilla

Ingredientes:

  • Higos de temporada
  • 500 ml de agua
  • 100 ml de vino moscatel
  • 100g de panela o azúcar moreno
  • Media ramita de vainilla
  • 2 ramitas de canela
  • 3 clavos de olor
  • 1 ramita de romero
  • 1 pastilla de chocolate negro para fundir (cuando más puro sea mejor)
  • Flores de manzanilla (decoración)

Elaboración:

Para comenzar, pondremos en un cazo el agua, el vino y las especias junto a la panela y llevaremos a ebullición. Cuando esto ocurra, bajaremos la intensidad y lo dejaremos infusionar durante unos 15 minutos a fuego muy lento.

Cuando ya tengamos la infusión, dejaremos macerar los higos en ella durante 24 horas tapados con papel film en la nevera.

Por otro lado, calentaremos el chocolate en una fondue hasta que esté totalmente derretido, si no disponemos de ella también se puede hacer la misma operación al baño maría. Una vez tengamos el chocolate listo, pincharemos con un palillo largo los higos (recomendamos hacerlo por el rabito) y los sumergiremos hasta cubrirlos. Reservaremos en papel de horno y decoraremos a gusto.

Presentación:

En este caso, la presentación es muy sencilla, el protagonismo está en la calidad de los ingredientes y la fondue que puedes combinar con una tabla de madera* para proteger tu superfice, junto con una vajilla para servir los higos y emplatarlos una vez bañados en el chocolate.

Nuestra vajilla Karma, además de contar con una fondue de cerámica, tiene una gran variedad de platos y piezas de cerámica que te ayudará a disfrutar de la receta.

* La tabla de la fotografía es nuestra tabla de acacia Crebi mediana ø25 cm.

pastel de calabaza con toffee y ganache de chocolate especiado

Ingredientes:

Para el bizcocho

  • 300 g de harina
  • 4 huevos grandes
  • 15 g de levadura en polvo
  • 250 g de azúcar
  • 125 g de aceite de girasol
  • 300 g de calabaza asada

  

Para el ganache

  • 500 g de chocolate 65% cacao
  • 500 g de nata 35% materia grasa
  • Cardamomo
  • Enebro

 

Para el toffee

  • 50 g de azúcar
  • 200 ml de nata
  • Agua

Comenzaremos con los bizcochos, mezclaremos con varillas la calabaza con el azúcar (se pude hacer tanto con varillas eléctricas como manuales). Seguidamente iremos incorporando los huevos uno a uno. Cuando los tengamos, pasaremos a incorporar el aceite.

Por otro lado, mezclaremos la harina y la levadura hasta que estén totalmente integradas y la incorporaremos a nuestra mezcla con un tamiz, juntándolo sin dejar grumos. Es importante realizar este proceso con cuidado, porque si lo batimos en demasía nuestro bizcocho saldrá apelmazado.

Colocaremos nuestra mezcla en un molde de 20 cm de diámetro aproximadamente y dejaremos hornear a 180º durante 60 minutos con calor arriba y abajo.


Seguidamente, realizaremos dos bizcochos, los cuales cortaremos por la mitad de manera horizontal. Para nuestra receta utilizaremos únicamente tres de las cuatro mitades, aunque podemos poner las cuatro si queremos darle más altura.


Para el ganache infusionaremos las especias con la nata sin llegar a ebullición durante unos minutos. Posteriormente, colaremos la infusión e incorporaremos el chocolate hasta que esté bien derretido y sea una mezcla homogénea. Dejaremos enfriar en la nevera en un recipiente cubierto con papel film. Cuando la mezcla ya esté bien fría nos dispondremos a montarla y cuando esté lista la pondremos en una manga pastelera y reservaremos.

El toffee es una elaboración muy sencilla, consiste en disolver el azúcar a fuego medio junto a unas gotas de agua. Una vez tengamos el azúcar convertido en caramelo incorporaremos la nata poco a poca hasta integrar la mezcla por completo. Intentaremos no reducirla en exceso, ya que buscamos un toffee ligero que humedezca nuestro bizcocho.


Cuando los bizcochos estén fríos los cortaremos por la mitad y procederemos a rellenarlos. Para empezar, humedeceremos el bizcocho con el toffee y cuando se haya absorbido bien pondremos el ganache de chocolate con la manga pastelera haciendo una espiral de dentro hacia fuera. De este modo nos aseguramos que el bizcocho tiene la misma proporción de relleno en todas sus capas. Haremos la misma operación con la siguiente capa y, por último, aplicaremos el ganache en el contorno de abajo a arriba y alisaremos con una espátula.


Decoraremos al gusto. Para nuestra decoración hemos utilizado multitud de ingredientes entre los que destacaríamos, rosas de pitiminí, castañas, manzana deshidratada, macarrons, frambuesas, etc… Y para emplatar nuestra vajilla Evora y nuestra tabla de acacia Crebi. Para degustar nuestra cubertería Rodin y nuestras servilletas de algodón Calm.

vienneta de mango

Ingredientes:

  • 500 ml de nata para montar
  • 1 mango y ½ (cuando más maduros mejor)
  • 150 g de chocolate negro (nosotros recomendamos 85%)
  • 100 g de azúcar glas

En la foto tabla de acacia Sensei, vajilla de enamel Yaya y cuchillo Rodin.

Elaboración:

Pon el chocolate al baño maría y cuando este esté derretido, con la ayuda de una lengua, forma rectángulos finos de chocolate sobre papel de cocina. Fíjate en la forma de tu molde, este te marcará el tamaño de los mismos. Una vez acabado, mételo en la nevera para que se endurezca.

Pela un mango bien maduro y tritúralo hasta que se haya hecho puré.

Montaremos la nata bien fría junto el azúcar y añadiremos el puré.

Forra tu molde con papel de cocina o film y ve intercalando capas de crema y chocolate, hasta rellenarlo, lo meteremos en el congelador 4h aproximadamente.

Presentación:

Por último, solo queda decorar con el resto de mango y chocolate. Nosotros hemos incorporado pequeñas flores, pero, como sabés, esto siempre es opcional y puedes hacerlo a tu gusto. Recomendamos tomar este postre bien frío.

En la foto copas Monzón, tabla de acacia Crebi, vajilla de enamel Yaya y cucharas de postre Rodin.

Product added to wishlist