Destino New York: La Mercerie, brunch y compras con regusto francés

person Publicado por Ofelia Home Decor list En: Cafés y restaurantes En comment Comentario: 0 favorite Visitas: 2165

Si te pregunto por un lugar donde celebrar la Navidad, seguro que una de las ciudades que primero te viene a la cabeza es New York. Su ambiente es impresionante bañado por innumerables luces y singulares, y hasta mágicas, decoraciones. La urbe se viste de gala durante estos días ya que es una fecha que los estadounidenses viven con intensidad y que te permite revivir el espíritu navideño de cuando eras niña. 

Si durante el próximo puente de diciembre o en Nochebuena y Navidad tienes la suerte de estar allí, voy a hablarte un lugar igual de especial donde hacer una parada. Al que también podrás volver en cualquier otra época del año.

Visto en Petite Passport

Para empezar te diré que este sitio, donde te recomiendo hacer un alto en el camino y tomar un brunch, lo encontrarás dentro de la tienda de decoración Roman & Williams Guild, famosa firma de diseño conocida por su trabajo en restaurantes, hoteles y clubes nocturnos. Este hermoso café está ubicado en 53 Howard St, justo en la frontera del Soho y de Chinatown.

Visto en Eater New York

El ambiente es una maravilla del cual te sientes contagiada solo con entrar, algo propio de un espacio original con unos detalles únicos. Prueba de ello es lo difícil que puede ser conseguir mesa. Esta cafetería – restaurante de estilo francés tiene dos protagonistas su decoración y su chef, Marie-Aude Rose. Ella ha conseguido reinventar los platos más sencillos y cotidianos de la cocina francesa, donde destacan sus crepes.

Visto en Eater New York

Imagen de la izquierda vista en Oliver Peoples, la de la derecha en La Mercerie

Además todas las piezas de vajilla y menaje y hasta las flores de la mesa puedes comprarlos y llevártelos a casa. Su decoración está en sintonía con su cocina, simple pero refinada. Está inspirada en una extraña tensión y una mezcla de objetos de diferentes procedencias. Para demostrar su variedad de estilos en La Mercerie puedes encontrar desde una tetera hecha por un ceramista danés hasta un clásico un vaso de café francés. Del mismo modo el terciopelo de las cortinas de la entrada y el zócalo de madera beige conviven con los azulejos de tonalidades frías y el techo de toque industrial y las dos columnas que enmarcan la barra. 

Visto en The Infatuation, foto de Teddy Wolff

El espacio está claramente diferenciado por dos zonas cuyo límite lo encuadra un amplio arco clásico, el cual divide este hermoso café en dos zonas. Una más orientada al exterior, caracterizada por colores neutros y luminosos con una gran cantidad de luz natural, gracias a sus enormes ventanales. Y en otra más íntima que conduce a The Guild, la tienda de decoración. En esta galería la paleta de color está coronada por las maderas oscuras y el azul cobalto, color que ya se introducen en el restaurante con el terciopelo de sus llamativos bancos y que reina en toda la fachada. 

Visto en The New York Times

Visto en Le Banana

Otro elemento a destacar de la zona comercial es el mural, que dentro de la misma gama cromática, envuelve sus paredes y te transporta hasta un bosque. Y es que si hay otro componente constante en todo el lugar son las plantas y las flores que se encuentran no solo en las mesas y aparadores, sino también en su misma entrada donde se halla un precioso puesto, donde comprar todo tipo de arreglos florales.

La imagen de la izquierda vista en The New York Times, la derecha en Petite Passport

Visto en The New York Times

La planta tanto de la tienda se distribuye en tres líneas entre barra, bancos y aparadores que les permite establecer unos pasillos donde facilitar el tránsito entre un lugar y otro. 

Visto en Eater New York

Y aquí no termina todo. La Mercerie cuenta con dos lugares más muy exclusivos. Si deseas vivir una experiencia única, la mesa Franc, en el centro de la tienda, te da la una oportunidad de cenar en mitad The Guild sin dejar de oler los deliciosos aromas de la cocina francesa provenientes del café adyacente.

Visto en La Mercerie

Si lo que buscas es mayor exclusividad, en la planta baja se encuentra un impresionante y lujoso comedor privado. Llamado The house of the bowls por la extraordinaria colección de cuencos que adornan las paredes, esta sala es un sueño hecho realidad para celebraciones. Cumpleaños, aniversarios, graduaciones y reuniones de negocios no tendrán un mejor escenario. Además cuenta con una biblioteca contigua perfecta para cócteles y conversaciones antes de la cena.

Visto en La Mercerie

Como verás no exagero cuando digo que su ambiente es totalmente mágico y no solo por sus croissants

Si como yo piensas que elegancia y sencillez no están reñidos, te gustarán estos ejemplos con los que podrás trasladarlo a tu hogar. Verás como los detalles dicen mucho de una estancia.

1. Nuestra vajilla de cerámica Drop con sus diferentes bowls y platos lleva la naturalidad a tu mesa gracias a sus bordes de color irregulares y su blanco moteado. Su sencillez no compite con su originalidad que consigue combinar en una misma pieza toques rústicos e incluso nórdicos. 2. Taza y plato Bass, perfecta para tomar un café en tu desayuno y merienda con formas limpias y materiales orgánicos. Puedes combinar sus dos colores gris y negro, ambos moteados. 3. Vasos Elder, destaca su doble ancho y su zócalo inferior con relieve veteado. Puedes mezclar sus dos tonalidades para crear un bonito y delicado dinamismo en tus comidas. 4. Cuenco decorativo Vung, su elaboración a partir de papel pintado lo convierte en una pieza exclusiva ya que además cada bowl es único. Sorprende el contraste de su apariencia robusta con lo ligero de su material. 5. Cuadro grande White, su particular enmarcación al alire y su sujección con pinzas metálicas retro dan carácter a tu pared. Además viene acompañado de una lámina vintage de estilo botánico. Añade otros tamaños e ilustraciones y crea un bonito gallery wall. 6. Jarra Ink, su forma y dimensiones la hacen perfecta como florero. Su gris mate, su acabado irregular tipo handmade y su sutil ilustración de espigas la distinguen como un objeto decorativo muy especial. 7. Tetera metálica Lumiere, su corte estilizado y tonalidad marrón con moteado efecto piedra te seducirán tanto que no dejarás de utilizarla.

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar o Restablecer la contraseña