Después de 25 años como policía de carrera, Eugenia Carmona decidió retirarse para dedicarse a su pasión, la respostería y la cocina. Tras su paso por Masterchef, donde quedó entre los 50 finalistas de los 70.000 presentados, cambió de vida.

Durante los últimos 5 años se ha formado de manera amateur en repostería y cocina, para después profundizar de forma profesional. Ha hecho incursiones en el mundo del catering y la repostería, gracias a profesionales amigos del sector en Madrid, ciudad en la que ha realizado prácticas en sus instalaciones. Buscando siempre la excelencia y en continuo aprendizaje, culmina su formación en Basque Culinary Center, donde ha realizado el curso de Especialización Bases y Técnicas de pastelería enfocadas a la cocina dulce, con especial enfoque en postres de restaurante. La repostería casera y, en especial, las Elegant Cakes son su debilidad.

Actualmente está construyendo su obrador/escuela de repostería y cocina para entusiastas, situado en un paraíso natural en Cantabria, enfocada a hacer del mundo dulce elaborado en casa un nivel profesional.

En las recetas que elabora prima tanto la calidad como la estética, porque, como ella dice, también comemos por los ojos. De este modo, puede desarrollar, junto a su afición por la decoración, la fotografía gastronómica. Así disfruta de tres de sus aficiones en una, comida, foto y decoración de mesas.

Muy pronto podrás encontrar sus tartas disponibles para poder comprar en Cantabria o apuntarte a los talleres que impartirá en su nuevo espacio.

El pasado mes de enero participó como jurado en los premios “Sabor del año” y en febrero comenzó el
Máster de Alta Pastelería (Madrid) con Paco Torreblanca.

Para conocer todos los detalles no dejes de pasarte por su web eugeniacarmona.com y su perfil de Instagram

Pavlova de frutos rojos

Ingredientes:

Para el Merengue Francés:

  • 5 claras de huevo a temperatura ambiente 250 g
  • Una pizca sal
  • 0,5 g de crémor tartar (si se desea, para dar más consistencia al merengue)
  • 45 g agua fría
  • 250 g azúcar blanco (superfino, lo podemos triturar con procesador)
  • 20 g harina de maíz (Maicena)
  • 5 ml extracto de vainilla
  • 5 ml vinagre blanco

 
Para la Crema Chantilly:

  • 250 g nata 35% MG
  • 65 g mascarpone
  • 1⁄2 u vainilla

      
Para decorar:

Frutos rojos variados, como fresas, arándanos, frambuesas, moras,... a tu criterio y creatividad.

Elaboración:

Para el MERENGUE

Precalienta el horno a 135 grados C y dibuja un círculo de unos 15 cm de diámetro en un papel de horno. En el robot de cocina coloca el accesorio de varillas, vierte las claras de huevo, la sal y el crémor tartar, si dispones, y bate a velocidad media-alta durante 3 minutos.

Después cambia la velocidad media-baja y añade el agua en forma de lluvia, ve introduciendo el azúcar poco a poco en diferentes veces. Más o menos tardarás un minuto.

Ahora cambia la velocidad alta hasta que se formen picos duros. Te llevará aproximadamente unos 5 minutos. Usando el accesorio de las varillas o una espátula (a mano) mezcla suavemente la harina de maíz (maicena), el vinagre y la vainilla en las claras batidas. Si quieres que tu pavlova se vea más blanca obvia la vainilla.

Vierte el merengue en el centro del círculo que habías dibujado previamente en el papel de horno. Cuidado, coloca la parte dibujada con lápiz hacia abajo o se transferirá al merengue.

Con suavidad crea un volcán y mételo en el horno. El horneado seguirá esta pauta: Empieza con 135 º C – 15 minutos, pasa a 120 º C – 15 minutos y termina a 100 º C – 30 minutos.

Importante NO abras el horno en el proceso y deja que el merengue se termine de secar en el interior del horno sin abrir, como mínimo 3 horas (puede estar toda la noche).

Para el CREMA CHANTILLY

Monta todo junto con los ingredientes muy fríos y el accesorio de varillas en el procesador.

Reserva en nevera en manga con la boquilla lisa.

Montaje y presentación:

Transfiere la pavlova con mucho cuidado a la bandeja de presentación donde la vayas a servir. En esta ocasión utilizamos nuestra tartera Attic, junto con nuestra tabla de madera Lujan.

Una vez fuera del horno, tu “volcán" debería tener la parte superior hundida (si no la tiene suavemente dale unos golpes para que se hunda).

En el interior deposita con la manga pastelera el relleno de Chantilly de mascarpone.

Dispón los frutos rojos en la parte superior y espolvorea azúcar glas.

rosas de manzana y hojaldre

Ingredientes:

  • 260 g masa de hojaldre (1 paquete rectangular)
  • Canela  para espolvorear
  • 4 cucharadas azúcar de caña
  • Zumo de un limón
  • 25 g mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 manzanas

En la foto, nuestra tabla Landy. Puedes consultar otros modelos aquí.

Elaboración:


Lava y corta con una mandolina (si tienes) o a mano, las manzanas de tal forma que queden láminas muy finas.

Llévalas a ebullición junto con el zumo de limón. En cuanto empiecen a hervir, apágalas. A continuación, cuélalas y ponlas a enfriar sobre un trapo seco.

Estira la masa de hojaldre rectangular en tiras de unos 4 centímetros de ancho por el largo de la plancha de hojaldre (unos 20 cm)

Pincela con mantequilla la superficie donde irán las manzanas y espolvorea azúcar de caña y canela (si te gusta).

Dispón las manzanas una al lado de la otra y enrolla las tiras dando forma.

Engrasa un molde de cupcakes y coloca en ellos las rosas.

Déjalo hornenado unos 30 min a 180 grados. Si observas que se doran demasiado por arriba, puedes cubrirlas con papel de horno.

Una vez fuera del horno, puedes emplatarlas todas juntas en una bandeja o tartera, como puedes encontrar en nuestra colección Attic, en la bandeja Karma, para menos unidades.

 Si quieres disponerlas de manera individual puedes hacerlo en los platos de postre o sorprender con la bandeja de 3 huecos karma, o colocarlas de manera original en alguna de nuestras tazas.

tarta de cerveza Guinness

Ingredientes:

(para una tarta de 22 cm)

Para hacer el bizcocho:

  • 250 ml de cerveza Guinness o similar
  • 250 g de mantequilla en pomada
  • 75 g de cacao en polvo
  • 400 g de azúcar
  • 140 ml yogur estilo griego
  • 2 huevos L
  • Una cucharada de extracto de vainilla
  • 275 g de harina común
  • 10 g de bicarbonato sódico


Para la cobertura:

  • 300 g de queso crema
  • 150 g de azúcar glas
  • 125 ml de nata 

En la foto, tabla Galia y servilleta Natura.

Elaboración:

Unta un molde desmontable con mantequilla y lo espolvorea con harina. Calenta el horno a 180º C.


En un cazo, pon la cerveza y la mantequilla y caliéntalo hasta que se haya derretido. No es necesario que hierva, es suficiente con que la mantequilla esté derretida. Entonces, retíralo del fuego.


Echa el cacao y el azúcar en un cuenco y vierten en él la cerveza con mantequilla.

Con unas varillas mezcla el yogur griego, los huevos y la vainilla. Seguidamente incorpora a la mezcla que teníamos de cacao, azúcar y cerveza. Después, añade la harina y el bicarbonato (previamente tamizados), y mézclalo con una espátula o un robot de cocina.


Echa la masa en el molde, previamente engrasado con mantequilla y enharinado y hornéalo entre 45 minutos y una hora. Puedes ir comprobando con un palillo hasta que salga limpio.


Cuando esté listo, sácalo del horno y déjalo reposar sobre una rejilla. Desmóldalo cuando esté frío. Puedes colocarlo en un plato con pie, como nuestro modelo en terracota.


Bate todos los ingredientes de la cobertura y resérvalos.

Presentación:

Además de disponer este dulce en una tartera, plato con pie o bandeja, puedes colocarlo en uno de nuestros platos llano para pizza de nuestra colección Siv.


Cubre la superficie con la cobertura de queso, nata y azúcar glas, dándole la apariencia de espuma de cerveza.

Para servir puedes usar la misma vajilla, Siv, ya que entre sus piezas cuenta con diferentes modelos de platos de diferentes tamaños.

Producto añadido a tu lista de favoritos